Tras las dos primeras entregas, con las biografías de William Alexander Mackay, Charles Adam, Pedro Nolasco de Soto y José Muñoz Pérez, finalizamos ahora con la tercera y última, aportando algunos datos biográficos del resto de los directivos de la fundación del Decano del Fútbol Español.

EDWARD WILLIAM PALIN

Primer Secretario del Club Recreativo. Nacido en Saint Albans, población cercana a Londres, el 23 de diciembre de 1857, hijo de Eduard y Victoria. Vino a Huelva el 26 de septiembre de 1889, contratado por la Rio Tinto Company Limited como jefe del Almacén General o Storekeaper, en Huelva capital.

Aparecía como firmante (y por tanto suponemos que era el redactor) del anuncio, fechado el 16 de diciembre de 1889, y publicado en el periódico local ‘La Provincia’ el día 18, de la convocatoria de la primera reunión fundacional del Huelva Recreation Club. Este dato de haber firmado el anuncio, junto al hecho de que fuera nombrado secretario de la entidad ya en esa primera reunión, y ratificado en la segunda, parece darnos a entender que ya habría habido algunas reuniones o conversaciones previas informales, no solo para poner en común la intención de organizar formalmente el club, sino también para pensar en las personas más idóneas para cada parcela, encomendándole a Palin las primeras tareas propias de la secretaría. Además, al final de la noticia de la segunda reunión fundacional, publicada el 28 de diciembre en La Provincia, se insertaba el aviso de que todas las comunicaciones de los socios debían dirigirse al domicilio del secretario, calle Concepción n.º 18. Esto sería así hasta que el club tuviera un local propio para secretaría y oficinas, cosa que se logró solo un mes después, el 25 de enero de 1890, gracias a la cesión por parte de Sundheim de las habitaciones nº 38 y nº 39 del Pabellón Este del Hotel Colón (donde hoy se encuentra el Archivo Municipal de Huelva).

20/12/1889. La Provincia. Hemeroteca AMH

El último apunte en su expediente personal de la RTCL (Archivo Histórico de la Fundación Riotinto) es del 8 de octubre de 1891, cuando la Compañía acuerda pagarle el pasaje de vuelta a su casa en Inglaterra. Por lo tanto, estuvo solo dos años en Huelva, y actuó como secretario del Recreativo algo menos de 22 meses. Le sucedería el onubense José Muñoz Pérez como secretario, del que ya escribimos su biografía en la entrega anterior. En el censo de 1901 encontramos a E. W. Palin viviendo en Londres, junto con su madre.

ALFRED JOHN GOUGH

Primer Tesorero del Club Recreativo de Huelva. Nacido el 22 abril 1848, en Escocia, vino a Huelva en 1881, contratado por la RTCL, como pagador de la Agencia Comercial (la oficina de Huelva que se encargaba de comprar y traer de Inglaterra todos los materiales, máquinas, muebles y enseres que se necesitaban, tanto para el trabajo como para la vida diaria del personal de la Compañía). Vivía en la calle Monasterio, actual Vázquez López y su esposa, Margaret Broadfoot, nacida en 1863, era una de las tres hijas de su jefe, el Agente Comercial de la Rio Tinto Company Limited en Huelva, John Broadfoot.

Alfred Gough fue nombrado tesorero del Club Recreativo ya en la primera directiva del club, en la reunión del 18 de diciembre de 1889, y ratificado en la del día 23. También fue miembro del primer comité del Seamen’s Institute de Huelva, a principios de 1891, y ratificado por el presidente de la Compañía, Hugh Matheson, desde la sede central de la Compañía en Londres, el 8 de octubre de 1891, como Tesorero Honorario, por lo que durante los años noventa del siglo XIX era el responsable de las cuentas tanto del Recreativo como del Seamen’s Institute. Alfred Gough falleció en Huelva, tras una larga enfermedad, el 4 de septiembre de 1898 y está enterrado en el cementerio británico de Huelva.

28/12/1889. La Provincia. Hemeroteca AMH

GAVIN MARTIN SPEIRS

Escocés. Nacido el 1 de Febrero de 1862 en Strathaven, condado de Avondale, era hijo de James Speirs y de Marion Lindsey, ambos nacidos en 1823. Tras terminar sus estudios primarios, fue enviado a un colegio del sur de la costa atlántica de Francia a mediados de los años setenta del XIX. Según narraba José Muñoz en las páginas de ‘La Provincia’, el joven Speirs, habiendo seguido con interés las noticias del sitio de Bilbao durante 1874 como punto culminante de las guerras carlistas en el norte de España, al finalizar dicha contienda civil en 1876, decidió irse a Bilbao y estuvo trabajando allí más de 5 años.
Vino después a Huelva, contratado el 31 de marzo de 1882 por la Rio Tinto Company Limited como secretario del agente comercial de la Compañía en Huelva, Mr. Broadfoot. Se tuvo en cuenta tanto su experiencia como administrativo, como el hecho de que hablaba bien español, y a la muerte de éste, en 1888, fue ascendido y tomó su puesto, pasando a vivir en la casa en la que su jefe había residido, en el número 13 de la calle Monasterio (actual Vázquez López). Aquí forjó una gran amistad con el doctor Mackay, ya que ambos eran escoceses, la diferencia de edad era escasa, habían llegado a Huelva por los mismos años, y a los dos les gustaban mucho los deportes.

Fue nombrado vicepresidente en la directiva fundacional del Recreativo, elegida el 18 de diciembre de 1889, aunque en la reunión del día 23, cuando Pedro Nolasco de Soto pasa a figurar como co-presidente, Speirs sigue siendo directivo, pero queda como vocal. Aparece, ya desde 1889, en algunas de las primeras alineaciones del club. Fundador y directivo, igualmente, del Club de Regatas Onubense, en 1887, y tripulante habitual del esquife Odiel, con el que ganó varias regatas de las que el club organizaba anualmente durante las fiestas de la Cinta, como por ejemplo, la celebrada el 10 de septiembre de 1888.

Se casó el 7 de abril de 1892, en Claughton, Birkenhead, con Florence J. (Fanny) Wheeler, nacida en dicha ciudad en 1866. La pareja residió en Huelva, pero en 1894 ella​decidió marcharse a Liverpool, porque no le sentaba bien el caluroso clima veraniego del sur de España. Gavin Speirs también tuvo casa en Punta Umbría, muy cerca de la del doctor Mackay. El 8 de octubre de 1891 fue nombrado por Hugh Matheson como administrador y primer Presidente del comité del Seamen’s Institute de Huelva, colaborando a partir de entonces con el doctor Mackay doblemente, tanto en el Recreativo, como en esta institución de acogida de marineros británicos, dado que ambos eran directivos en las dos entidades. Sufría una terrible enfermedad, según el periódico ‘La Provincia’, desde principios de 1895. Murió muy joven, a los 37 años, el 8 de mayo de 1899, de neumonía en el Hospital Inglés de la calle San Andrés, asistido por su gran amigo Mackay.

GUILLERMO SUNDHEIM DE LA CUEVA

Nacido en Huelva el 11 abril 1866, era hijo del empresario alemán Wilhelm Sundheim und Giese y de la onubense Justa De la Cueva y Camporredondo. Creemos pertinente hacer primeramente una breve semblanza de su padre, por su importantísimo papel en la historia de Huelva del siglo XIX.

Wilhelm (Guillermo) Sundheim había nacido el 3 de julio de 1840 en la ciudad alemana de Giessen, al norte de Frankfurt. Hijo de Johann Carl Sundheim y de Juana Mª Gertrudis Giese und Giese, del Gran Ducado de Hesse-Darmstatt. Vino a España en 1863, y ya estaba en Huelva en 1864, junto al también alemán Heinrich Doetsch. Se casó el 8 de marzo de 1866, en Huelva, con Justa de la Cueva y Camporredondo, hija del rico propietario Fernando de la Cueva y Cáceres, que fue Alcalde de Huelva en 1865 y 1872.

Como la lista de actividades empresariales, negocios, cargos, propiedades y realizaciones de Wilhelm Sundheim en nuestra provincia sería interminable, mencionaremos solo algunas: fue propietario de minas de manganeso; poseía bodegas y viñedos en Peguerillas; también canteras de mármol en Fuenteheridos; fundador del primer club de regatas de Huelva; hizo de intermediario con banqueros extranjeros para la compra de las Minas de Riotinto al estado español en 1872-73; consultor de la RTCL; miembro fundador de la Sociedad Colombina Onubense en 1880 y presidente de la misma; propietario del primer chalet levantado en Punta Umbría; promotor y propietario del Hotel Colón, construido entre 1881 y 1883, el más lujoso de España cuando se inauguró. Además de todo esto, obtuvo la concesión y fue el promotor de la construcción de las líneas férreas de Huelva a Sevilla y de Huelva a Zafra. Nombrado hijo adoptivo de Huelva, residía en un chalet a continuación de la Casa Colón, en la alameda que desde 1892 lleva su nombre. Falleció el 7 de noviembre de 1903 en Huelva.​

Entrada al Gran Salon del Hotel Colon. Coleccion AFRT

Su hijo Guillermo fue nombrado directivo del Club Recreativo en la reunión del 23 de diciembre de 1889, aunque solo aparece como socio en la primera celebrada cinco días antes. Seguramente se le incluyó en la directiva tomando en consideración el acuerdo de cesión de las pistas de tenis para las partidas del Club, pistas que formaban parte del conjunto del Hotel Colón, del que era propietario su padre. El propio Guillermo era un buen jugador de tenis. En noviembre de 1890 se casó con la belga Luisa Faestraets, de familia noble, en Bélgica, y tras la ceremonia vinieron a Huelva. Durante algunos años vivieron en la casa familiar de la finca del padre de él en Peguerillas (Villa San Nicolás). Desde allí gestionaba las bodegas de la sociedad Sundheim de la Cueva, y fue allí donde nacerían sus hijos (María Luisa en 1891 y Fernando en 1892). Pero pocos años después, fijó su residencia en París y allí falleció, según la noticia aparecida el 21 de agosto de 1912 en el periódico ‘La Provincia’.

ADOLFO SUNDHEIM LINDEMAN

Para completar nuestra investigación sobre este fundador del Decano del Fútbol Español, hemos podido consultar la valiosa aportación de Mª Antonia Peña Guerrero, plasmada en su artículo “Adolfo Sundheim Lindeman y el triángulo Barranquilla- Bremen-Huelva”, publicado en el nº17 de la revista colombiana “Historia y Sociedad”.

Nacido en Barranquilla, ciudad de la costa caribeña de Colombia, el 20 de mayo de 1864, era hijo natural de Anton Sundheim (1839), el hermano mayor del empresario alemán afincado en Huelva, Wilhelm Sundheim. Su madre era la colombiana Clotilde Lindeman Camargo. Anton había marchado de su Alemania natal para establecerse en Colombia y dedicarse al negocio de exportación de tabacos desde Barranquilla. Allí residió algunos años, pero ya vivía en Huelva antes de 1876, colaborando en las actividades empresariales de su hermano. Anton Sundheim falleció en Huelva el 7 de mayo de 1878, según pudimos documentar en el Archivo Municipal de Huelva. Su hijo Adolfo llegaría a Huelva desde Barranquilla en ese mismo año de 1878, por entonces aun no reconocido oficialmente, por lo que su apellido era Lindeman. De nacionalidad colombiana, en los años en Huelva tramitó y obtuvo la nacionalidad española, dado que su abuelo materno era español.

Hombre polifacético y de gran cultura, Adolfo Lindeman fue una personalidad muy activa en los ámbitos artísticos y culturales de la Huelva de las dos últimas décadas del siglo XIX, destacándose como escritor, compositor, director de orquesta, intérprete de piano y violonchelo, organizador de conciertos y sociedades musicales en la ciudad, como la Sociedad Filarmónica Onubense, que creó en 1884. También fue miembro de la Sociedad Colombina Onubense, desde sus inicios, junto a su tío Guillermo. Como directivo de la misma, se encargó de numerosos actos y eventos conmemorativos anuales alrededor de la fecha del 3 de agosto. Gracias a las crónicas de la época del periódico ‘La Provincia’, cuyos ejemplares están depositados en la Hemeroteca del Archivo Municipal de Huelva, hemos podido​ constatar su amplia producción musical. Entre sus muchas composiciones estrenadas en Huelva podemos citar: Flores Tropicales, serie de valses (1884), Cuentos Andaluces, valses (1885), María, vals (1885), Recuerdos, valses (1885), Memorias artísticas, valses para orquesta (1886), Misa cantada, para los festejos de la Sociedad Colombina Onubense, estrenada el 3 de agosto de 1886, Revista musical ¡Viva Huelva! (1888), Humorada (1889), Plus Ultra, estrenado el 3 agosto de 1893, o Zarzuela en un acto “Paso a cuatro”, estrenada en el Teatro Colón de Huelva (en el Paseo de Santa Fe, donde hoy está el colegio Cardenal Espínola) el 20 de abril de 1895.

Estudió la carrera de Derecho mientras estaba domiciliado en Huelva, licenciándose en 1890 por la Universidad de Sevilla. Fue nombrado vicecónsul del imperio ruso para Huelva, por el príncipe Gorchakov, canciller del Zar, en octubre de 1888, cargo que desempeñó durante varios años. Al igual que su primo Guillermo Sundheim De la Cueva, en la reunión fundacional del Club Recreativo del 18 de diciembre de 1889 aparece ya como socio, y fue elegido vocal en la directiva que salió elegida en la reunión del 23 del mismo mes. En junio de 1890 fue reconocido por su tío Guillermo Sundheim como hijo de su hermano Anton, ante el notario Emilio Cano, por lo que pudo hacer la modificación en el registro civil y añadir el apellido Sundheim, firmando desde entonces como Adolfo Sundheim Lindeman.
En 1891 fue nombrado miembro de la comisión para la celebración en Huelva del IV Centenario del Descubrimiento de América. Como tal, viajó a Madrid en enero de 1892, y se entrevistó con el presidente del Gobierno, Cánovas, y con la Reina regente María Cristina, en el Palacio Real, para mostrarles el programa de actos generales para la celebración del IV centenario en la ciudad de Huelva y el programa particular de actividades deportivas del Club Recreativo. Entre sus muchos otros cargos y ocupaciones, podemos enumerar: Directivo del círculo Mercantil ya desde 1888, fue nombrado vicepresidente del Círculo Mercantil el 19 de febrero de 1892; directivo de la Junta del Ateneo de Huelva desde 1891, en el que dio varias conferencias sobre Derecho Penal; ejerció como abogado en muchos juicios de la Audiencia Provincial de Huelva en esos años noventa del siglo XIX, y también fue contratado como abogado y representante legal de la RTCL en Huelva capital, actuando como tal entre 1893 y 1895. ​

Diputado provincial desde 1892, fue designado vicepresidente de la Diputación Provincial entre 1894 y 1895. En abril de 1895 asumió durante un tiempo la Presidencia de la misma por ausencia del titular. Dentro de su faceta literaria, escribió numerosos artículos en prensa, varios relatos breves, y la novela Fruta Tropical , publicada en Madrid en 1919. A finales de 1898 se examina en Madrid y logra sacar plaza de abogado del Estado. Por ello, tuvo que marchar de Huelva en 1899, para ocupar la plaza de abogado del Estado en Gerona. Años después decidió volver a su Barranquilla natal y quedarse a residir allí, escribiendo su prestigioso y varias veces reeditado Vocabulario costeño o Lexicografía de la región septentrional de la República de Colombia, publicado originalmente en 1922. Falleció en Barranquilla.

ALEXANDER LAWSON

Escocés, de Paisley, como Charles Adam, nacido el 23 de febrero de 1857. Sabemos que su hermano mayor, Charles John Lawson (1854) era ingeniero minas y ya estaba por Huelva en 1882, firmando diversos protocolos y acuerdos de colaboración con su paisano Charles Adam relacionados con minas de la provincia onubense. Es probable que Alexander también viniera a Huelva para ayudar en los negocios mineros de Adam y su hermano mayor.

Aparece en la alineación que da el periódico ‘La Provincia’ del partido de cricket del 2 de noviembre de 1889 entre un equipo de Huelva y otro de Riotinto. Es interesante comprobar que hasta cinco de los jugadores del equipo onubense serían al mes siguiente directivos fundadores del Club Recreativo: Mackay, que ejercía de capitán, Lawson, Crofts, Adam y Palin. No sabemos si en el obligado convite del tercer tiempo pudieron hablar entre ellos de la conveniencia de organizar formalmente y darle carácter legal al club. Lawson fue designado vocal en la directiva fundacional del Recreativo del 18 de diciembre de 1889 y ratificado en la del día 23, pero desde esa fecha debió residir poco tiempo en Huelva, pues no se le nombra más ni en la prensa local ni en los padrones de años siguientes, ni en el resto de documentación consultada. Es posible que siguiera trabajando en otros lugares de España dado que en 1909 se le nombra Director General para España de la compañía de seguros The Gresham Life Assurance Limited. Algo más tarde, en 1916 y 1917 aparece como director de la misma compañía, en Londres.

04/11/1889. La Provincia. Hemeroteca AMH

JOHN CROFTS

Ingeniero mecánico en Talleres Huelva de la Rio Tinto Company Limited . Firmó como asistente general (Chief Assistant en Workshops, según su contrato) en Huelva el 11 de octubre de 1888, con un sueldo de 350 libras. Vivía en la calle Monjas nº 1 (la actual calle 3 de Agosto), en una casa alquilada que pagaba la compañía. ​Aparece ya en la alineación del club de Huelva en una partida de cricket disputada el 2 de noviembre de 1889 contra el club de Riotinto.

Nombrado vocal en la directiva fundacional del Recreativo del 18 de diciembre de 1889 y también en la del día 23. También fue un buen jugador de Lawn Tennis, y capitaneó el equipo del Club en varias competiciones tenísticas de los primeros años. Así, por ejemplo, la disputada el 13 de mayo de 1893, de cuya crónica en ‘La Provincia’ queremos extraer algún párrafo que nos traslada a la sociedad de aquella época:

“Lawn Tennis. Ayer tuvo lugar este juego[…] capitaneaba el club de Huelva nuestro particular amigo Don Juan Crofts, y el de Rio-Tinto, el Señor Mathews. Se jugaron dos partidas. A la una se obsequió a los invitados con un espléndido lunch, servido por el conocido Restaurante inglés de Don Jorge Wakelin. Los comensales pasaban de 50, compuesto de parte de la colonia inglesa y de distinguidas señoras y señoritas de esta capital, haciendo los honores las amables y distinguidas señoras de Adam, Mackay, Speirs y Crofts. La comida se sirvió en el mismo lugar del juego, junto al Hotel Colón. Terminada ésta, empezó la segunda partida, que duró hasta las 4.30 y a seguida vimos a las señoras citadas obsequiar de nuevo a todos los concurrentes con un five o’clock tea.”

El 10 de enero de 1895 la Compañía avisa a John Crofts que cesa en tres meses, pero se le permite renunciar antes, el 21 febrero de 1895. Su marcha prácticamente coincide con el cambio de directiva del Club, en el que Adam deja la presidencia al doctor Mackay.

Con esta última biografía finalizamos el repaso a aquellos pioneros elegidos para dirigir los primeros pasos oficiales del Real Club Recreativo de Huelva, Decano del Fútbol Español.

Alejandro López Pérez.
Departamento de Historia Real Club Recreativo de Huelva.