¿Qué te convenció para aceptar la oferta y venir al Recre?
El interés y la confianza mostrados, eso siempre te da alegría, pero sobre todo la importancia de este club, eso fue clave y, ahora que estoy aquí, estoy muy contento e ilusionado. El equipo está fuerte, el club está bien gestionado, la ciudad es preciosa y la afición es increíble, de otro nivel.

Cuéntanos qué tal han ido estas primeras semanas de entrenamiento con tus nuevos compañeros.
Muy bien, la verdad es que estas semanas han sido muy buenas. Poco a poco voy conociendo a los compañeros, que es importante para que luego en el campo haya química a la hora de jugar y seamos solidarios. Viendo la plantilla y el cuerpo técnico, se ve que se está formando un gran equipo.

El míster ha dicho en varias ocasiones que no entiende entrenar sin intensidad. Ya habrás podido comprobar que los entrenamientos son bastante intensos y os exige mucho.
En cada entrenamiento tienes que darlo todo. Si quieres hacer cosas grandes con el club, el día a día es muy importante. El míster nos transmite que es clave dar el 100% en cada entrenamiento y después centrarnos en cada partido.

¿Cuáles son tus objetivos para esta temporada?
Ayudar lo máximo posible al equipo jugando muchos partidos para conseguir nuestros objetivos.

Hace unos días conocíamos nuestros rivales en la primera fase de la competición y la semana que viene se sabrá el calendario. Estaréis deseando que empiece la competición.
Sí, claro. Estamos con muchas ganas y preparándonos desde hace varias semanas con esa duda de cuándo vamos a empezar. Ya tenemos fecha y ahora a dar el 100% para cuando llegue el primer partido.

¿Tienes algún mensaje para la afición del Recre?
Sé que están con muchas ganas de que esto empiece ya, igual que nosotros. Tener una afición de este calibre nos da la vida en el campo y también en el día a día, eso es lo que marca la diferencia a final de temporada, el día a día. Es importante estar unidos, pase lo que pase, pero seguro que eso ya lo saben. Estoy seguro de que vamos a disfrutar y vivir cosas grandes en el Nuevo Colombino.