El COVID-19 sigue afectando al transcurso de la competición liguera. Las nuevas medidas anunciadas en el día de ayer por la Junta de Andalucía dirigidas a contener el incremento de contagios experimentado durante los últimos días conllevan que el partido de mañana, en el cual el Decano recibirá al Atlético Sanluqueño en el primer encuentro de la segunda vuelta, sea a puerta cerrada.

Dichas medidas conllevan que Huelva pase a estar en el nivel 4 de alerta, lo que implica que los acontecimientos deportivos no pueden acoger a público, anulando la planificación inicial en la que se preveía la asistencia de 400 abonados recreativistas.