Preguntado sobre los motivos que lo han llevado a aceptar la oferta del Decano, reconoció que ha recibido “una gran cantidad de mensajes de exjugadores, compañeros, amigos… eso significa que esto es un gran club. El Recre es un reto para mi, es un club muy respetado y querido en España y esto es una oportunidad única. El Recre es el Recre y pondré toda mi energía en hacerlo lo mejor posible en estas semanas. Sabemos que la situación no es la adecuada, pero la forma de salir de aquí es todos unidos, así será más fácil”.

Sobre lo que busca del equipo, fue concreto al decir “equilibrio, queremos hacer goles y reducir las ocasiones del contrario, así tendremos más posibilidades. El equipo tiene que saber qué hacer en todo momento e interpretar bien el partido”. En el Decano se ha reencontrado con Nauzet, a quien conoce de su etapa en el Mirandés, a quien definió como “un gran profesional, una persona íntegra y un gran portero”.

El tiempo de preparación de cara a esta segunda fase es escaso y en cuanto a ello, aseveró que “esto se arregla con trabajo y corrigiendo los errores. Ahora partimos de cero, aunque tengamos ese remanente de puntos, y ya pensamos en el partido contra el Yeclano”. Respecto al estado anímico de la afición, afirmó que “la opinión de la gente es totalmente respetable, voy a escuchar a todo el mundo. Tenemos que transmitir a la gente y no pedirles más de lo que les damos, les necesitamos”.