En la mañana de hoy han comparecido en la sala de prensa ‘La Provincia’ Jesús Pulido, Francisco Muñoz y Carlos Hita para abordar la actualidad referente a las cuentas de la sociedad.

El consejero delegado, Carlos Hita, informó de que las cuentas han sido entregadas al propietario, no sin antes repasar la situación actual en cuanto al plano deportivo, que “deja en un segundo plano el tema económico. Ahora toca resetear la sociedad de cara al futuro, teniendo en cuenta que tiene unos costes fijos y una estructura que tendremos que abordar”.

Cuestionado sobre la situación económica del club ahora mismo, confirmó que “sigue siendo crítica, la pandemia ha interrumpido la tendencia positiva que llevábamos. Tenemos que trabajar durante las próximas semanas para afrontar los gastos fijos que tiene la entidad, así como la relación con los patrocinadores. Ya hemos tenido conversaciones y algunos nos han confirmado que van a continuar apoyando al Recreativo independientemente de la categoría en la que milite, sobre todo por el concepto y todo lo que representa”.

Francisco Muñoz, secretario del club, confirmó que “en el plano económico se ha hecho un trabajo muy bueno y el club está estabilizado. En cuanto al aspecto jurídico, en los próximos meses veremos avances de cara a la normalización. Hasta que todas esas patas estén estabilizadas, la venta será algo muy difícil. Ahora mismo lo deportivo eclipsa todo, pero hay trámites que se están realizando y a medio plazo se verán los frutos”.

Muñoz confirmó que “hay múltiples reclamaciones de cantidades relacionadas con el período en el que club perteneció al anterior propietario que se están analizando para obtener una fotografía completa de la sociedad que se expondrá en la Junta de accionistas. Es una situación delicada y que tendremos que ir superando en los próximos meses”.

En cuanto a la deuda del club, Hita informó de que “está prácticamente en los mismos parámetros que en 2016. La deuda a corto plazo, los compromisos que tenemos durante la temporada, es muy alta y eso genera situaciones muy complicadas en el día a día. Ahora mismo la deuda está en torno a los 26 millones de euros, de los cuales 15-16 se deben al Ayuntamiento como acreedor ya que ha ido afrontando compromisos que el club no podía asumir”.