El Recre no baja el ritmo ni aunque esté pensando en las merecidas vacaciones de Navidad. Tocaba ganar al Tomares en un día especial, el del 132º aniversario del Club, para cerrar la primera vuelta de la competición invicto y sin sobresaltos. Y así fue, 1-0, aunque solo la falta de acierto en los metros finales privó al Decano de un triunfo más plácido ante un rival que prácticamente no inquietó. Lo ajustado del marcador dio alas a la incertidumbre en los últimos minutos, aunque siempre estuvo más cerca el segundo del Recreativo que el empate del equipo sevillano.

También hubo maestro de ceremonias inesperado, porque en su primera titularidad en el Nuevo Colombino (ya había salido de inicio en Las Cabezas la jornada anterior) Anaba fue el estilete de un Recre que perdonó en exceso a su rival. El central, escorado a la derecha, se incorporó con alegría al ataque en numerosas ocasiones y, al filo del descanso, hizo buena la conexión africana con Peter para adelantar al equipo de Alberto Gallego. Magnífico pase en profundidad que aprovechó Anaba con un potente disparo para hacer el que, a la postre, sería el 1-0 definitivo.

En la segunda parte dispondría de un par de ocasiones más Anaba, que se sumarían a las clarísimas de Peter y Víctor Barroso, y a una contra de cuatro contra uno con el tiempo ya cumplido que desperdició incomprensiblemente el Decano. Al final no hizo falta el segundo para certificar un triunfo que deja al Decano al frente de la tabla con seis puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor y con unos números espectaculares: 13 victorias y 3 empates.