Rubén Gálvez ha sido uno de los héroes de la victoria ante el Gerena tras parar el penalti que podía haber supuesto el 2-2. El meta albiazul ha querido repartir méritos con el cuerpo técnico y con su compañero Gonzalo Piña: “Durante la semana, Lepe y Llácer me enseñan vídeos de los lanzadores y sabíamos que había tirado ante el Pozoblanco por mi izquierda. He aguantado hasta el final. Lo ha lanzado donde esperábamos y lo he podido parar, pero es mérito también del cuerpo técnico y de Gonzalo”, ha señalado.

El portero recreativista también ha destacado la capacidad de reacción del equipo, que “a partir del gol se ha levantado y ha conseguido una victoria justa”, y ha asegurado que, lejos de mirar los resultados de los perseguidores, “debemos fijarnos en nosotros mismos y no en lo que hagan los demás. Si no fallamos no pueden alcanzarnos”.